Gracias Ramiro por la colección permanente y la retrospectiva de Cisco Jiménez en el AMPARO, dedicado a Ramiro Martínez


Con Aimée Servitje a Puebla, una tarde maravillosa de colores intensos  
 

Sueño en tus colores Cisco y en tu manera de montar la obra, amarillo intenso, rojo, en los huaraches y hasta los huaraches con tacón, en los radios envueltos ¿o eran grabadoras? Los murales que pintaste en el Museo Amparo llenos de humor, los cuartos estrechos, abigarrados de tus pinturas de la calle, de la gente, de la vida incómoda, la mesa del comedor y las armas. No me cuestas ningún trabajo porque entiendo tu obra, un expresar de todo, tu experiencia, humor, emoción, rebelión, el arte de vivir y la búsqueda de  justicia. Yo sé que quieres mejorar las cosas, te sientes tan mal, limitado por la pobreza y corrupción a tu alrededor. Acumulas, coleccionas pero no te quedas sin espacio. 



Sigues. Un día Ramiro Martínez fue a Cuernavaca y cayó en tu restaurante Casa Tikal. Se impresionó tanto que llamó a Tobias Ostrander. Oye, hay esto ¿te interesa? Creo que no, dijo Tobias. Pero cuando fue, cuando te conoció, entonces vino el Sí; hicieron buen clic.  Dos años de investigación y Anatómica de Cisco Jiménez es realidad en el Museo Amparo de Puebla. Producción de treinta años del artista, símbolos y temas en 150 obras, pinturas, collages, esculturas, cerámicas, instalaciones. ¡Felicidades Ramiro Martínez! Felicidades Cisco, Tobías, ¡qué privilegio de exposición! ¡Que belleza! ¡Qué recuerdos! Yo fui tu primera galería, tu primer puerto, la Nina Menocal de Zacatecas 93 en Ciudad de México, primera en mostrar tu obra y ahora veo mi ojo premiado, alzado, puesto al disfrute del mundo en un museo del primer Mundo. 




Cisco Jiménez nació en Cuernavaca y sigue ahí como personaje “del centro” donde trabaja la obra fresca, natural, perversa, conceptual, llena de carcajadas. Hay muchas piezas de armas en tu obra, armas en la cocina, en la mesa domestica; anuncios del chamán,  mezclas lo comercial con lo prehispánico, refieres las cosas que aparecen en los periódicos y la perversión de los anuncios. En Chafamex, la obra de ‘97, veo códices mexicanos con la combinación de “chafa”, referencias prehispánicas con productos comerciales, mitos del pasado reciente y pasado nacional…Dices que tocaste el timbre de mi galería, así llegaste a mí.  





Tobías Ostrander vive aquí en la Ciudad de México, trabajó durante años con Jorge Pérez en su museo de Miami y ahora es curador adjunto nada menos que del Tate Londres. Lo conozco desde hace mucho, le tocó promover a Arturo Cuenca en aquel inSite San Diego-Tijuana del año 2000. Ramiro Martínez por su parte, amigo muy querido, fue director del Museo Tamayo, 2002 al 2008, luego colaboró en el MARCO de Monterrey. Flamante director del Amparo es feliz en Puebla donde muestra la colección permanente con guiños entre Graciela Iturbide y Francis Alys, tantos de investigación de Tatiana Cuevas para presentar El tiempo en las cosas, pasado y presente, la colección permanente de arte contemporáneo. Trabajos de artistas como Helen Escobedo, el Volkswagen-bicicleta; los dípticos de colores de Eduardo Terrazas; la Danza de Coatlicue de Germán Venegas, serpiente de madera, diosa de la tierra, fertilidad, muerte y vida; los dibujos de Daniel Guzmán entre lo humano y lo divino: la escultura y el dibujo modular de Mariana Castillo Deball de la diosa Coatlicue, ella en casi todas las salas del museo que refieren los objetos arqueológicos exhibidos. Sofía Táboas y Eduardo Abaroa presentaron 53 esculturas de plantas fantásticas de diferentes artesanos en una estructura-librero que llamó la atención por las fichas técnicas, dibujos pequeños, preciosos. Otros artistas claves: Tercerunquinto, Teresa Margolles, Mathias Goeritz, Vicente Rojo, Luis Nishizawa y Jorge Méndez Blake. Fue un sábado inolvidable, así como hace treinta años cuando se inauguraba el museo con el Presidente Carlos Salinas y don Manuel Espinosa Iglesias recibiendo a los invitados, ¡qué recuerdos!, Qué logros desde entonces, querido RAMIRO.¡Gracias!



Comentarios

  1. Iré a Puebla a ver la expo. Gracias por tu blog.

    ResponderBorrar
  2. Gracias por tu blog. Y no tengas dudas de tu buen ojo, con Cisco y muchos mas.

    ResponderBorrar
  3. Gracias Nina! Fue un día muy lindo!

    ResponderBorrar
  4. María José de la Macorra16 de noviembre de 2021, 12:51

    Gracias Nina

    ResponderBorrar
  5. Que sensacional exposición

    ResponderBorrar
  6. Me gustó mucho, muchas gracias por enviarlo!

    ResponderBorrar
  7. Te comento de nuevo que me encantó, que nos das la oportunidad a tus lectores de pasear contigo siempre disfrutando tus aventuras!!! Gracias Ninu.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

80 años de Juan Francisco Beckmann Vidal en Tequila, Jalisco, dedicado a Juan Beckmann y Doris Legorreta de Beckmann

Carmelita, corazón de Real del Monte, su último latido, dedicado a Imelda Gutiérrez su hija

Adiós a mi palacio de la Roma, tantas vivencias, tanto te extrañaré, dedicado a las y los artistas que aquí exhibieron