Entradas

El PAC, fiesta de fin de año, gracias al cariño de Aimée Servitje, dedicado a ella

Imagen
Paloma Porraz, Mauricio Maillé y Jose Luis Barrios entre los personajes más distinguidos  A Bárbara Hernández le dio Covid y no pudo llegar a la fiesta del PAC, pero Aimée y su equipo ahí nos recibieron, Clarita, Christian y Carolina. La misión del PAC, un actor principal en todo el ecosistema del arte, presente a lo largo de los últimos 20 años, dijo por video Bárbara. Una fiesta preciosa en casa de la Presidente, Aimée Servitje, con mesas altas, calentadores, buffet de quesos, cena gourmet, flores, decoración de Jero Gaxiola y pasión de los patronos que cada año apoyan el trabajo del PAC pro artistas contemporáneos mexicanos y extranjeros. Básicamente el PAC promueve a nuestros creadores, los apoya e impulsa y gracias a sus Patronos puede hacerlo. Fundado en el año 2000 por Magda Carranza, curadora de la Colección Gelman y del entonces Centro Cultural de Arte Contemporáneo que cerró a la muerte de Emilio Azcárraga; Osvaldo Sánchez, genio director de museos Carrillo Gil, Tamayo y de

Siempre hay que dar gracias por la salud de los seres queridos y recordar a los que ya se adelantaron, dedicado a Julie

Imagen
  Las amigas son muy importantes en épocas de incertidumbres  Thanksgivings en casa de Julie Gallardo quien no nos hizo pavo a pesar de que su mamá era americana, de cualquier forma muy sabroso todo y el cariño de amigas muy queridas. Marie Thérèse Hermand de Arango, porque a ella le gusta decirse Arango, aunque sus padres fueron Marcel, director del Hotel María Isabel; cuando me casé con Joel nos regaló la súper suite de lujo, y su mamá, Lili, de las mejores familias de Egipto; Liru Salinas, lectora voraz e inteligente, siempre escuchamos sus comentarios acerca de los libros que nos tocan leer juntas; Ninfa Sada, otra de las picudas de la clase de literatura, preciosa con su corte de pelo novedoso; Marusa Suárez, coleccionista de arte contemporáneo aunque después todo se lo regala a su hija Fernanda; Nina Zapata se fue temprano para celebrar la fiesta americana con Laurie Dalton, ¡a comer pavo! Todas dimos gracias, principalmente por la salud y porque estamos vivas y seguiremos dando

La envidia, en la amargura de los mediocres, por el éxito de Jennifer, dedicado a los que triunfan

Imagen
No me Olvides dice Cristina Ochoa, mientras Dubrovsky explica las estrellas de oro  Vamos hacia la Finale del Morning Show en Apple TV, serie buenísima sobre el periodismo noticioso donde Jennifer Aniston se luce como la gran artista que es. Con ella Reese Witherspoon y Néstor Carbonell entre otros. No conocía a Steve Carell quien le hace del “depredador sexual” Mitch Keller, en realidad es monísimo y todo fue consensual, pero cuando alguien cae en desgracia la depresión puede ser muy fuerte. El pobre de Mitch se suicida aunque se dice que fue un accidente automovilístico en Italia. En fin, todo es muy dramático, al mismo tiempo humano. Me gusta Alex Levy, ella es Jennifer Anniston, la principal, a quien le tiene envidia una periodista del New York Times amargada, “Maggie”, ésta escribe un libro horrible sobre Alex y lo que pasa atrás de las cámara con su co-anchor, el depredador. Así es esto de la envidia, muy fuerte, el que triunfa tiene que lidiar con el odio de otros mediocres que

Gracias Ramiro por la colección permanente y la retrospectiva de Cisco Jiménez en el AMPARO, dedicado a Ramiro Martínez

Imagen
Con Aimée Servitje a Puebla, una tarde maravillosa de colores intensos     Sueño en tus colores Cisco y en tu manera de montar la obra, amarillo intenso, rojo, en los huaraches y hasta los huaraches con tacón, en los radios envueltos ¿o eran grabadoras? Los murales que pintaste en el Museo Amparo llenos de humor, los cuartos estrechos, abigarrados de tus pinturas de la calle, de la gente, de la vida incómoda, la mesa del comedor y las armas. No me cuestas ningún trabajo porque entiendo tu obra, un expresar de todo, tu experiencia, humor, emoción, rebelión, el arte de vivir y la búsqueda de  justicia. Yo sé que quieres mejorar las cosas, te sientes tan mal, limitado por la pobreza y corrupción a tu alrededor. Acumulas, coleccionas pero no te quedas sin espacio.  Sigues. Un día Ramiro Martínez fue a Cuernavaca y cayó en tu restaurante Casa Tikal. Se impresionó tanto que llamó a Tobias Ostrander. Oye, hay esto ¿te interesa? Creo que no, dijo Tobias. Pero cuando fue, cuando te conoció, e