Entradas

Días maravillosos en Acapulco con los inglesitos e invitados

Imagen
La Mapache fue la estrella de la noche, simpática y hambrienta   Otra vez Acapulco hermoso y azul, luz, estrellas y luna. Sol, amanecer, crepúsculo, arena, mar, cielo y nubes. ¡Qué paradiso! Esta vez con Alina, Chris y Andrés, mi roomie de 13 años y nieto menor y los amigos Juani Aboumrad e Hilario Suárez. Pocos días pero intensos, las caminatas en la playa; yoga en la mañana con Marbelinda; desayunos de huevos rancheros; coco con tequila al medio día; siesta; vestidos de Paulina Peña; ceviche a la acapulqueña y nieve de coco; doña Julia y Jessie; Playamar 1 Penthouse; el Bayan Tree con la gran estrella, la mapache hembra que se sentó a nuestra mesa y se comió los platillos de Juani y de Andrés. Todos gritando, todos aterrorizados. Pero ella, la Mapache, hambrienta. Chris le dijo “Raus¡ raus¡” al mamífero carnívoro como aplaudiendo, pero el animalito se sintió celebrado, abrió el pecho y subió las extremidades de adelante dando gracias. Se subió a nuestra mesa a cenar en grande. Sus

Es un día maravilloso, yoga mirando al mar

Imagen
Días felices en el Pierre pintados en mi corazón  Mar, cielo, arena y sol, días felices en el Paradiso. Acapulco de mis amores, Acapulco íntimo y hermoso, Acapulco azul. Largas caminatas en Punta Diamante del Princess a “Maralago” y vuelta. Las bravas oleadas zumbando e invitando; el carrito con nieve de coco; niños diseñando castillos; Ofelia y sus obras de arte en madera, charolas, platos, cazuelas; gemelitas de rizos dorados; gaviotas jugando entre brincos; Odin en la obra de teatro ¡A Vivir! ; atardecer rojo a lo largo de playa y montaña; tulipanes mexicanos en arbustos, inglesitos en la alberca; adiós para siempre adiós a Beto Godoy; palmeras en las nubes, surf en olas, futbol en arena. Indómito el mar Pacífico. Escucha, oye, siente, ama. Yoga todas las mañanas mirando al infinito, “es un día… ¡MA-RA-VI-LLOSO!” En el Shu de La Isla esas almejas a la mantequilla, muy caras pero qué delicia. Hijas y nietos, baila y baila, buggy, buggy, I will survive . Ceviche acapulqueño, pescado

VII. Se nos olvidó la hora y en pánico casi no llegamos al avión

Imagen
  Barbara Kruger, NY Magazine cover Gran privilegio este viaje de amistad y arte a Berlín y París  Barbara Kruger en el Neuen Nationalgalerie de Berlín. Ella, artista conceptual norteamericana reconocida. Trabaja con textos agresivos culturales, como “If yoy want a visión of the future, imagine a boot stamping on a human face – forever”, cita famosa de la novela de George Orwell, 1984 . He leído el libro varias veces y siempre me da miedo. Porque es verdad, Big Brother is Watching y los archivos del Stassi de Berlín copiados en Cuba. Pero lo que más me gusta de Kruger es su portada de la revista New York del 31 de octubre de 2016. Aparece Trump con cara de loco, la boquita redonda que tiene, y el letrero “LOSER” como bofetada sobre la nariz. Kruger lo describe como bufón narcisista y bully tonto e infantil. En este momento el MOMA de Nueva York presenta su trabajo impactante bajo el título “Thinking of  You . I Mean  Me . I Mean You”.     El Neuen Nationalgalerie es el último museo d

VI. Bienal de Berlín. Hagan lo que se les dé la gana, mandó Stalin al Ejército ruso

Imagen
Viernes 7 de abril, día de la catástrofe, nos violaron a ella y a mi  Tantas sorpresas. Resulta que mi yerno Chris Rossbach me mandó una transmisión de radio de NPR Berlín, afiliada a la red de radio pública de los Estados Unidos. Tema: la violación masiva de mujeres en 1945 , cuando el Ejército Rojo ocupó la ciudad de Berlín en ruinas. Dice Manfred, mi profesor de alemán, que, en efecto, lo que hacia la familia con las niñas de 16 y 17 años era esconderlas en la cocina, en los armarios debajo de donde están las ollas. Su mamá lo vivió junto con sus primas también adolescentes, “vienen los soldados rusos” y hasta que pasaba la alerta. Hubo muchas violaciones y el daño psicológico quedó para siempre. El trauma de la guerra siempre permaneció en mamá, hablaba de su hermano que murió en el frente ruso y de los rusos violadores, dice mi amigo Manfred.  Una obra escalofriante de la artista judía-palestina Ariella Aïsha Azoulay fue la que miré con detenimiento en la gran sala de exposic

V. Berlín. En Unter den Linden se conocieron Margarita y Charles, abuelos de mi prima Eleo Gordon

Imagen
La Puerta de Brandenburg, símbolo de Berlín y de Alemania Mr. Gorbachov, tear down this wall!: muro de Berlín, donde está la Puerta de Brandenburgo   Días deliciosos de Berlín, con tanta historia y monumentos que la recuerdan. La Puerta de Brandenburgo en la Plaza de París, centro de la ciudad y colindando con Unter den Linden , el precioso bulevar donde se encuentran las parejas. Ahí empezó la historia de Margarita, hermana de Papaonso mi abuelo, Selas voy a contar. Resulta que ella viajaba en barco de La Habana a Berlín y se encontró con un joven muy guapo a bordo. Se enamoraron y continuaron la magia a través de cartas. Manuel Johnson, padre de Margarita, decidió que el muchacho, Charles Lumb, no era suficiente buen partido para su hija mayor, así que robó la correspondencia. Pensó este es un pobre diablo, americano y no es ni siquiera católico. De hecho Charles era inglés y tenía buen puesto en un banco. Tres años pasaron sin verse y los enamorados pensaron que se había acabado el