La Habana III. Las casas que nos quitaron, Calle G, Calle B

Mama Alicia, ¿por qué no vuelves a casarte? 

Un comunista convencido de pronto me dijo: Aquí en las redes sociales te los encuentras, es inmoral como se exhiben. La buena vida que se dan mientras todos nosotros estamos sufriendo las penurias más grandes. Claro, estaban hablando de los Castro, los herederos, la familia real de Cuba. A mí me gusta el comunismo, pero mira nada más, se han repartido el país, los negocios todos son de ellos. ¿Quién tiene la casa de la familia de Nina? ¿Quién la tiene? Si, la calle G, cuya puerta principal luce orgullosa las iniciales de mi padre, LM, pertenece al Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba. Me dio gusto verla, porque la tienen restaurada y bien cuidada. Fue construida por ahí de 1920 por mi abuelo, Luis Narciso Menocal Fernández de Castro, para su joven familia. Y también la casa de al lado, hoy Escuela de Periodismo, para su suegra, mi bisabuela, María Teresa Marill Solar. 


Ahí vivieron Papa Luis y Mama Alicia hasta 1961, cuando murió él. Después Papi y las tías obligaron a mi abuela a dejar la casa y salir del país. Parece que a ella le hubiera gustado quedarse en su palacete habanero; todavía tenía en Cuba a una hija, tía Alicia, a amigos y parientes. Pero así es la vida. Mama Alicia fue a dar al King Ranch, en Tejas, donde vivió unos años con Tío Julio y Tía Lydia. Vino a mi boda y me regaló unos aretes y anillo de perlas y brillantes. Muy dulce mujer, tranquila y en paz. Tony Mendoza, mi primo hermano y reconocido fotógrafo artístico, tuvo una conversación con Mama Alicia. La imprimió en una fotografía que hizo de ella a los 86 años. Dice así: Tony: Mama, te vas tan joven y hermosa, ¿por qué no vuelves a casarte? Mama: ¡Ay hijo! He vivido una vida tan larga, tu abuelo Papo fue un hombre tan bueno. Lo extraño tanto. Tony: Mama, yo sé que tú te vas al cielo, ¿pero estás segura que Papo llegó? Mama (muerta de risa) Durante 45 años fue el esposo perfecto, está en el cielo justo por eso. Tengo esa imagen colgada a la entrada de mi recámara. 


 

Y sí, la Calle G fue premio de arquitectura. La jardinería con su pérgola, preciosas, como ascendiendo una pequeña colina. La casa, adentro, luce, ya restaurada, trabajos en madera, paredes y elementos de yesería en el techo. En la cocina se recuperaron losas sevillanas cuyas réplicas se hicieron en talleres cubanos. Muy buen trabajo. Ahí está intacto el vitral de las escaleras por cuyos barandales se tiraba mi papá. Decía Whoops, y ¡vámonos! Juventud dorada habanera antes de la Revolución. En el patio de atrás hicieron bailes, sus debuts en sociedad, mis primas Margarita Mendoza y Alicita Ortiz. En el comedor, adentro, había una colección de platos. Un día encontré algunos de estos expuestos en el Palacio de los Capitanes Generales. Y yo colecciono platos también, los compro en los museos del mundo, en tiendas por donde viajo y en cualquier lado. 

 

 
 

Otra de las casas del Vedado es la Calle B, donde yo nací en el baño del cuarto de Mami. En una época fue la Embajada de Bulgaria en Cuba. De ahí fui a dar a la cárcel, yo con mi hermano Carlos y Manrique, cubano que había sido mano derecha del abuelo materno, Papaonso. Pero esa es otra historia para otro blog. La Calle B está ahora habitada por chinos, dueños de empresas de autobuses. Después de los búlgaros la casona de estilo francés, diseñada por Casa Jansen de Paris y construida en 1920, fue comprada por la Embajada de Alemania. Estos quisieron hacer un centro cultural, pero no les fue posible; se me olvida la razón. Entonces pasó a los chinos. Muy amables me dejaron pasar y recorrí los espacios, desde la entrada que tenía un biombo chino y un gran piano Steinway & Sons, hasta el comedor con su fuente de león marino de mármol y la sala ovalada donde Papi pidió la mano de Mami. Y la gran escalera de mármol blanco de Carrera. Me gustaba bajar por ahí despacio, pensaba que era princesa.



Comentarios

  1. Qué historias; maravillosas!

    ResponderBorrar
  2. Querida Nina, he gozado con tus crónicas, me he transportado a los lugares de los que hablas con tanta sensibilidad y belleza.
    Te mando un abrazo con cariño.

    ResponderBorrar
  3. Nina, qué bonito relato de las casas de tú familia. Era la primera vez que volviste a ellas?
    Debió ser una experiencia llena de emociones. Gracias por compartir!

    ResponderBorrar
  4. Mi Nina. Que crónicas tan nostálgicas de Cuba, la Habana y tu familia. El exilio es durísimo y tu alma sufre con los recuerdos y la visita a tus antiguas propiedades habaneras... Un beso muy grande y gracias por abrir tu corazón....

    ResponderBorrar
  5. Ana Luisa Presno Alemán9 de diciembre de 2022, 08:31

    El mármol de Carrara es un tipo de mármol, extraído de las canteras de los Alpes Apuanos en Carrara, Italia. Universalmente conocido como uno de los mármoles más apreciados por su blancura, casi sin vetas, y grano de fino aspecto harinoso. Me encantó tu rato de Cuba.

    ResponderBorrar
  6. Nina que historia tan genial, y acordándome de tus papas, a los que tanto querían mis papás.

    ResponderBorrar
  7. Nina, que bueno que las restauraron! Yo las conocí hace 30 años en un viaje que hicimos Pablo y yo, se me estremeció el corazón de ver que en aquel tiempo la tenía la embajada de Bulgaria, todavía país tras la cortina de hierro. En “El Vedado” donde están tus casas, recuerdo buen que es el lugar más lujoso, lleno de palacetes ocupados por oficinas gubernamentales de La Habana y embajadas en aquel tiempo. También recuerdo la droguería Johnson en el centro con sus botes de porcelana en los estantes. Nos llevó Fichú por recomendación tuya. Cómo se va el tiempo, me parece que fue ayer, me encantaría ir contigo algún día. Siempre que se nombra Cuba, me vienes de inmediato al pensamiento. Un beso para ti querida amiga.

    ResponderBorrar
  8. Me gusto ver las casas de tu familia.Qué bueno que las tienen tan bien cuidadas!! :*

    ResponderBorrar
  9. Te deben traer sentimientos encontrados. Pero al final es hermoso. Gracias por tu blog. Las casas son hermosisimas. Te felicito mi querida Nina por tener la facilidad de trasmitirnos tus emociones. Besos.

    ResponderBorrar
  10. Extraordinariamente bien restaurada! Jansenista fue lo mejore Paris y Argentina ! Te felicito por poder ver tu casa en perfectas condiciones y a la ves muy triste haber perdido todo ese encanto de familia maravillosa y venir a Mexico cuantas Saudades … Love! Te quiero… Viviana Corcuera

    ResponderBorrar
  11. Hola Nina desde que tenemos
    17/18 años no nos vimos más!! Esa fue la ultima vez aunque en los años 69/70 fui con mi ex marido argentino Francis Verstraeten a isla mujeres Cozumel y Chiché Nitzá y Acapulco antes que
    Murieran los Trouyet.
    Aqui en buenos aires muy bien, 3 hijos y 7 nietos.
    Divorciada 2 veces y viuda 2 veces pero….
    La vida me trajo justo a la pandemia a un sr maravilloso viudo quien es mi compañero actual de vida!!! So very happy we are!!!
    Muy buen artículo sobre tus abuelos Johnson!!!
    Nunca más a México.Muy linda estas!!!!

    ResponderBorrar
  12. Me encantan tus blogs !!!!! Ninush Estos son los mejores los de tu Cuba querida

    ResponderBorrar
  13. Nina gozo leer tus blogs , este me ha conmovido más ! Me ha hecho revivir aquel viaje a Cuba que hicimos Claudio y yo contigo a La Habana ,que estuvimos tan felices y en el buen recibimiento que tuvimos de tus amigos , la deliciosa comida en casa de Tomas Sánchez en la que todos cooperaron trayendo los más deliciosos platillos Cubanos ! Ver las fotos de las casas señoriales de tus padres y familia que aún estaban abandonadas o ocupadas por el gobierno Cubano y que solamente pudimos ver por fuera !! Nina cuantos momentos hemos vivido a través de la vida ,que nos a unido el tiempo aún más . Me viene una nostalgia el recordarlos , pensando en cada una de nuestras queridas amigas y la inmensa suerte de cómo ha perdurado esta valiosa amistad

    ResponderBorrar
  14. Wow Nina preciosa la casa

    ResponderBorrar
  15. Querida Nina .Qué maravilla de casa . Que tristeza en qué manos cayó.
    Te mando un beso

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

80 años de Juan Francisco Beckmann Vidal en Tequila, Jalisco, dedicado a Juan Beckmann y Doris Legorreta de Beckmann

Marie Thérèse Hermand de Arango, 1948 – 2022, Generala de la Cultura Popular

Carolina, el payasito de su abuela