Las aceras de mi barrio son hermosas, cuando camino recuerdo a mi hermano Teo

Nunca fue de esta tierra, un ángel que se transparentaba 

Sigo caminando por las aceras de mi barrio. Veo árboles que me gustan, cactus y flores. Trato de buscar la naturaleza y a pesar de ser esta una ciudad de más de 9 millones de habitantes, hay parques y bosques que nos dan la vida. Respirar, caminar, correr, hacer yoga, pasear al perro, montar en bicicleta, gozar la hierba, ¡qué importante! Yo tengo la Tercera de Chapultepec a dos cuadras y el Parque Vía Reforma también. El delegado de la Miguel Hidalgo tiene muy cuidados los espacios verdes, jardines divinos. Creo que es Mauricio TABE, felicidades. Voy al salón de belleza a recogerme el pelo (chongo), después a una comida de amigas. Me visto de blanco porque hace mucho calor. Y a las 17:30 horas llega Jorge a recogerme, el chofer de más de veinte años. Pronto nos ponemos los tenis y salimos a caminar. A veces llevamos un palo para defendernos de perros salvajes. 



Donde mejor se come en esta ciudad es en casa de Ana Luisa Landucci. Hizo unos Gnocchis con salsa de quesos, riquísimos. Se hacen con masa de papas, harina, yemas de huevo, sal y nuez moscada. También pollo Kiev pensando en Ucrania. Recordé a Dario Borzani y El Rivoli donde hace años íbamos todos los amigos a comer pollo Kiev. Cuando la Zona Rosa era “it”, lo más cool del mundo. Todo se acaba, todo cambia. Teo mi hermano me decía “Well darling, everything always has to end”. Lo que más recuerdo de mi hermano Teo es la dulzura de su sonrisa. Era increíblemente guapo, gentil y generoso. Pero Teo no era realmente de esta tierra, un ángel que se volvió transparente, estuvo aquí por corto tiempo: tenía poco más de cuarenta años cuando murió. 


Teo creció en Cuba antes de la Revolución en un mundo de privilegios. La nuestra era una de las familias más antiguas de la isla, la que para nosotros era un paraíso. El primero de cinco, Teo corría salvajemente en las haciendas con el hermano menor Luis y decenas de primos. Montaban a caballo, cazaban. Yo era la segunda, dos años menor que Teo y su sombra, en la playa de Varadero nadábamos, hacíamos esquí acuático y pescábamos. Para mis formidables bisabuela, abuelos y padres Teo era el heredero de todo lo que representaba nuestra familia. Pero incluso entonces no se daba cuenta del caos a su alrededor cada vez que se alejaba o perdía y nos metía a todos en problemas. Nuestra casa y el sol giraban a su alrededor, pero él era etéreo, una luz flotante, el Principito de Saint-Exupéry. 


Como los otros hombres de nuestra familia, Teo se educó en los Estados Unidos. Fue a la escuela preparatoria en Fay School en Massachusetts. Luego vino la Revolución Cubana en 1959 y nuestra familia se exilió, primero en Palm Beach y luego en la Ciudad de México. Teo estudió high school en Choate, y siguió a Yale, ambas instituciones en Connecticut, luego Columbia Business School en Nueva York. 


Teo era el asombro y la admiración de chicas y chicos. No “recogía” a las muchachas, ellas lo seguían. Mi cuñado Rodrigo Rocha, quien fue compañero de cuarto de Teo en Nueva York, y también su mejor amigo Víctor Mendoza, con quien Teo se mudó a vivir a Miami, no se cansaban de contar historias de como cuando, siendo un joven gallardo, Teo salía a correr en el parque y volvía con cinco mujeres que lo seguían. Teo fue fuente de tremendo amor, ternura y desesperación de todas las mujeres de su vida, desde su bisabuela Mamacita hasta sus dos esposas, sus hermanas, su hija y sus amigas, que eran muchas. 

 Quién sabe por qué pensé en él hoy, quizás porque sé que todo se acaba.

Comentarios

  1. El delegado de la Miguel Hidalgo es Mauricio Tabe

    ResponderBorrar
  2. No solo me transportas a otros lugares, también siento que pruebo y huelo aromas de lo que narras, disfruto enormidades tu blog querida Nina

    ResponderBorrar
  3. Nina querida: es un recuerdo emocionado de tu hermano Teo. Me hubiera fascinado conocerlo. Pero haz como el sugería el Principito, mira al cielo, ve las estrellas y oirás nuevamente su risa. Un beso.

    ResponderBorrar
  4. Mi querida NINA la vida puede ser tan contradictoria a veces, a veces tan alegre, a veces tan triste, y que historia esta maravillosa de tu hermano guapísimo lleno de vida… Gracias por compartir esta historia de tu vida, está llena de nostalgia y de amor, mucho amor ❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️

    ResponderBorrar
  5. Qué bello pensar en tu hermano durante tus caminatas!

    ResponderBorrar
  6. Que suerte nina que linda foto y recuerdos

    ResponderBorrar
  7. Gracias, querida. Felicidades en este dia. Un abrazo enorme.

    ResponderBorrar
  8. Nidia Ruth Acuña16 de mayo de 2022, 20:23

    Nina que divina historia

    ResponderBorrar
  9. Me encantó!!!! Que hermoso escribes

    ResponderBorrar
  10. Que guapo Nina <3

    ResponderBorrar
  11. Hermoso homenaje poético a ese ángel de tu hermano Teo...un seductor!! EPD

    ResponderBorrar
  12. Que bello querida Nin

    ResponderBorrar
  13. Nina! Gracias por compartir tus recuerdos de familia!!

    ResponderBorrar
  14. Muy bonito Nina, me gustó mucho

    ResponderBorrar
  15. Que bonito texto!!!!
    Me encanto tu hermano

    ResponderBorrar
  16. Guapísimos los dos, precioso blog

    ResponderBorrar
  17. Antonio González Karg16 de mayo de 2022, 20:28

    Escribes hermoso. Prosa poética Nina.

    ResponderBorrar
  18. Qué lindo tu texto de Teo y qué preciosa foto de los dos. Yo no lo conocí pero me hubiera encantado.

    ResponderBorrar
  19. Me pareció muy emotivo tu blog sobre Teo. Yo lo pienso y extraño mucho, aunque sólo lo conocí bien sus últimos ocho años.

    ResponderBorrar
  20. <3 guapísimo Teo .. escribes maravilloso

    ResponderBorrar
  21. Cristina Alcayaga16 de mayo de 2022, 20:30

    Me hubiera gustado conocer a Teo.

    ResponderBorrar
  22. Alina Menocal Peters16 de mayo de 2022, 20:31

    Que linda esa foto

    ResponderBorrar
  23. Disfrute mucho tu historia de Teo. Me encantan tus historias

    ResponderBorrar
  24. Hermoso y nostálgico Nina. La comparación de tu hermano con el Principito me conmovió porque ese libro de Saint Exupéry es uno de mis favoritos.

    ResponderBorrar
  25. Jorge Arturo Alcazar16 de mayo de 2022, 20:32

    Gracias!!!

    ResponderBorrar
  26. Padrísimo relato, siempre tan ameno, muchas gracias

    ResponderBorrar
  27. Mónica Rivera Torres16 de mayo de 2022, 20:33

    Que bonito Nina, mil gracias

    ResponderBorrar
  28. Nina, una bella remembranza de ese sol carismático de Teo. Las fotos de ustedes dos, la primera, tú, de meses, y la segunda, ustedes dos, como soles radiantes.
    Te miras bellísima, amorosa y fresca.
    De qué año sería esta foto con Teo?

    ResponderBorrar
  29. Nina! Teo fue un tipazo!!! Tuve la suerte de conocerle bien. Trabajamos juntos en Multibanco Comermex! Mi Papi fue su jefe y Teo el mio!
    An amazing experience!!! And we all had fun! Siempre cubanos!
    Bss a todas
    Memories memories if a great past!!!!

    ResponderBorrar
  30. Alfredo Navarrete16 de mayo de 2022, 20:36

    Me encantó tu blog de tu hermano. Bss

    ResponderBorrar
  31. Alfredo Navarrete16 de mayo de 2022, 20:37

    Para que veas que te sigo: pedí pollo a la Kiev! Gracias, delicioso!

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

80 años de Juan Francisco Beckmann Vidal en Tequila, Jalisco, dedicado a Juan Beckmann y Doris Legorreta de Beckmann

Carmelita, corazón de Real del Monte, su último latido, dedicado a Imelda Gutiérrez su hija

Arturo Cuenca, mi mentor, fundador de la galería nina menocal, dedicado a su memoria.