Arte y creatividad, legado de Joseph Beuys

Bonito y Sabroso, historias intimas que se contarán aquí, dedicado a las artistas nuevas de mi galería

Mirando hacia lo que sigue. Será la 59 ava Bienal de Venecia y Joseph Beuys (1921 – 1986) en el Palacio Cini. Cuarenta obras y sus dos temas, el cuerpo y la figura humana, y los animales en su mundo estético y de ideas. Beuys el del sombrero, coyote, performance y happening. Cerca de la muerte en 1944 cuando su Stuka (bombardero alemán) cayó por Crimea, rescatado por nómadas tártaros que lo envolvieron en fieltro y grasa de animal, fue sobre todo un humanista que enfatizó el proceso artístico por encima del producto final. A través del movimiento Fluxus logró “socializar” el arte para llevarlo a todos tipos de público. Una vez se puso miel y pan de oro en la cabeza para hablar de arte con una liebre muerta que abrazaba. 


Era en verdad un chamán que podía curar a la sociedad agonizante. Otra vez decidió compartir varios días con el coyote mientras le leía periódicos americanos. Hombre y animal terminaron como los mejores y queridos amigos. Más adelante se vistió en su Traje de fieltro recordando a los rescatadores mongoles. Con Andy Warhol y el artista japonés Kaii Higashiyama participó en el Global-Art-Fusion que unía a Estados Unidos, Europa y Asia a través de Fax-Art. Beuys nos dejó su concepto ampliado de arte, la plástica social como modelo de sociedad, ni capitalista ni comunista. En vez propuso arte y creatividad. Hay que hacer y no quedarse en la idea para lograr una democracia directa, su legado. 


Quiero ir en junio a la Bienal de Berlín, Basel, la documenta en Kassel y la Bienal de Venecia. Si Dios quiere. Primero tengo aquí la exhibición Bonito y Sabroso de artistas cubanos que ya han trabajado conmigo y artistas cubanos que lo harán ahora. Bienvenidas las nuevas, Alejandra Glez cuenta el por qué se convirtió en artista: “…para poder seguir contando mi historia interna y que la vida me de la oportunidad de seguir creciendo como artista”. Fue a los dieciséis años que empezó por una necesidad de comunicar traumas e inquietudes que tenía en el alma. “¿Y eso ayudó?” pregunté. Contestó que muchísimo aunque todavía tiene mucho que cuestionarse. Alejandra tiene su casa en Cuba pero la situación del país, como todos sabemos, no es buena. Por eso se mudó a Madrid donde ganó un premio importante de fotografía. Artista exitosa participa en varias exhibiciones y ferias en Europa. 


Mi otra artista nueva es Liz Capote dice: “mi trabajo es lo único que es completamente mío, mi forma de expresión y lo que más disfruto”. Cuando aún estudiaba diseño hace tres años en Cuba, empezó a hacer su obra y expuso sus dibujos en la Fábrica de Arte. Se mudó a México en agosto del 2021 para hacer una residencia de arte de SOMA (espacio de artistas) y luego participó en Zona Maco con La Sindical, galería cubana independiente. Piensa quedarse por nuestro país al menos dos años más. Lo que le interesa explotar en su trabajo es la violencia mexicana, o la violencia en sí. No, nada que ver con la de Cuba que es violencia de escasez, o violencia del gobierno hacia las personas. La nuestra es fuerte, fea, de hace muchos años, narco-estado, políticos, crimen organizado, violaciones e indiferencia respecto a la vida humana. Ambas artistas, Alejandra y Liz tratan el tema de las mujeres: resistencia y mar, fuerza de cambio, violencia de los cuerpos, desaparecidas. Todo se convierte, al final, en arte y estética.

 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

80 años de Juan Francisco Beckmann Vidal en Tequila, Jalisco, dedicado a Juan Beckmann y Doris Legorreta de Beckmann

Carmelita, corazón de Real del Monte, su último latido, dedicado a Imelda Gutiérrez su hija

Arturo Cuenca, mi mentor, fundador de la galería nina menocal, dedicado a su memoria.